Seguidores

martes, 27 de octubre de 2015

EL NIÑO DE LAS LUCIÉRNAGAS




EL NIÑO DE LAS LUCIÉRNAGAS


Alguien tiene que ser
y la noche lo calla, una voz
sin naufrago. Sólo el silencio
lo oye. Tú no has visto que canta,
que es el niño de las luciérnagas.
El niño que busca días, soles,
pequeñas maravillas incombustibles,
ciego desapercibido, por entre los musgos
sus pequeños dedos escarban en busca de luz.
Descansa en cicatrices de árboles
que no tienen nombre, escondido
donde guarda el alma, las plumas
de pájaros que nunca ha visto, cierra
los ojos y duerme, la niebla lo engulle,
lo acoge, se empaña.



griFOLL